domingo, 23 de diciembre de 2012

La familia: una escuela de reconocimiento recíproco


La familia es una especie de red social que configura estilos de vida (más o menos saludables)
Según García Ruiz, su capacidad para generar tejido social deriva del estilo de relación que le es propio, ajeno al lenguaje de derechos y deberes en el que se fundamentan los acuerdos. Un estilo basado en la reciprocidad construida sobre el don, la confianza y el amor. Aunque no siempre es así; en mis años de experiencia clínica he podido comprobar que existen muy diversos tipos de familias disfuncionales.
El autor citado defiende la tesis de que, siendo la familia una estructura social mediadora entre naturaleza y cultura con un estilo de reciprocidad propio, habría que considerarla como un auténtico sujeto de ciudadanía. Y, me atrevo a añadir, también como un auténtico sujeto digno de atención en el ámbito de la salud. Sujeto desde el que se aprenden tanto actitudes vitales, como de estilos de relación no siempre saludables y desde el que se adquieren hábitos, unas veces sanos, otras patogénicos. 

Beatriz Valles y Ana Costa

No hay comentarios: